Calle Almogávares, 2 22002 Huesca

974 21 25 13

Actualidad

10/11/2015

Gestión de alquileres: los problemas tienen solución

Gestión de alquileres: los problemas tienen solución

Desde nuestra gestoría administrativa en Huesca hemos visto muchas situaciones problemáticas entre arrendadores y arrendatarios. Contar desde el principio con profesionales de la gestión de alquileres hubiera evitado la existencia de algunas. Y en casi todos los casos, un gestor profesional ahorra tiempos de espera e incertidumbre, dos serios enemigos de la vida tranquila a combatir.

Vamos a ver algunas situaciones en que te conviene especialmente contar con una gestoría administrativa en Huesca para alquilar tu piso o tu local.

-          Desperfectos en las instalaciones. El primer miedo, por físico y evidente, de toda persona que quiere alquilar algo es que haya daños que disminuyan el valor del lugar. Todos hemos oído historias exageradas sobre inquilinos que descuidaron inmuebles durante años, o que en un arranque de genio destrozaron el mobiliario del propietario o permitieron robos o ataques. Con un gestor, se puede calcular el valor de lo que hay, inventariar y pensar en si conviene contratar seguros que cubran qué accidentes.

-          Papeleos legales. Empezando por el propio contrato de alquiler, asegurándonos de que las cláusulas que pida la otra parte sean justas y que se firme todo lo que necesitamos para cubrirnos las espaldas.

-          Cobro mensual. Importante sobre todo si ofrecemos la opción de pago por domiciliación. Hay que estar pendiente de que se paga a tiempo y de conocer los motivos por los que no cuando haya un retraso.

-          Gestionar los seguros del inmueble. No sólo los robos o ataques que comentábamos, sino también los riesgos de incendio, por ejemplo. Un gestor te dará más detalles dependiendo de la situación del inmueble, su estructura, su equipamiento…

Gestoría Ardanuy puede llevar a cabo todo esto y asesorarte en temas muy diferentes como la declaración de la renta, herencias o escrituras. Llámanos.